lunes, 22 de mayo de 2017

Reseña: La Última Bruja.

Queridos reyes y reinas, ¿sabéis que las brujas nunca revelan su verdadero nombre porque contienen su esencia y su magia? "Los nombres tienen poder", dice Mayte Navales. ¿Deberíamos el resto de humanos ocultarnos tras un seudónimo también para protegernos? Acompañadme y conoceréis esta y otras muchas leyendas en La Última Bruja


¿Por qué decidí leer La Última Bruja? Esta novela ha sido comparada con obras como Juego de Tronos o con autores como Neil Gaiman. Además, no he encontrado, en mi trayectoria general como lectora, muchos libros que sepan definir adecuadamente el carácter y la vida de una bruja. Por tanto, cuando vi La Última Bruja en el catálogo de la Editorial Almuzara (aquí), puse muchas expectativas sobre ella.

¿Cómo es la lectura de La Última Bruja? Realmente interesante. Pero antes de alcanzar esta conclusión, he pasado por dos fases.

Cuando comencé a leer esta novela estaba bastante confusa. No era capaz de encontrar sentido al argumento y además, había un exceso de terminología y ritualismo mágico. Es decir, me encontré con una bruja que cada vez que respiraba (nótese la ironía, por favor), lo hacía de forma ancestral. Era como encontrarse con un personaje televisivo que sobreactuaba. Personalmente me encanta toda lo que tenga que ver con información brujesca, pero en este caso, me parecía una caracterización excesiva del personaje.

Así me mantuve hasta la mitad de la historia: confusa y sin acabar de creerme del todo a la protagonista. Sin embargo, cuando las piezas comienzan a colocarse en el tablero, y las distintas líneas temporales que se presentan muestran tímidamente el dibujo que la autora quiere regalarnos, la obra se vuelve maestra. Si sigues leyendo, te cuento por qué.

La Última Bruja me terminó pareciendo una obra excepcional dentro del género por dos razones principales. Primero: las brujas son brujas. Esta frase redundante aunque os parezca obvia, es necesaria. La mayoría de literatura actual se preocupa muy poco por conseguir una bruja que realmente represente la esencia de esta figura mitológica y ancestral. En la actualidad, cuando nos enfrentamos a libros de fantasía en los que aparece este personaje, no nos sentimos abrumados por él, ni encontramos en ellos ese aura de eternidad que, desde mi punto de vista, deberían desprender todas las brujas. Sin embargo, las brujas de esta novela realmente nos sobrecogen, incluso nos aterran. Sentimos cierto respeto y aprensión ante su presencia literaria, y además, cada cosa que hacen, cada palabra que dicen, y cada decisión que toman, nos recuerdan a esa sabiduría antigua que despierta nuestra parte más salvaje y dormida. Mayte consigue este objetivo otorgándole un papel protagonista también a la naturaleza y el mundo animal, los cuales nos enraízan en realidades ocultas y ancestrales. 

Foto realizada por La Reina Lectora.

En segundo lugar, este libro bien podía ser una película en el cine. Creo que la faceta de Mayte como guionista ha quedado en parte plasmada dentro de esta historia, pues tiene mucha facilidad para crear escenarios realmente visuales (¡con encuadres incluidos!). Incluso parece que se escucha el choque de claqueta cuando cambias de capítulo.

La ambientación es prodigiosa. Por un lado, nos acompaña cierta atmósfera asfixiante y oscura, por la presencia de las brujas. Por otro, la naturaleza nos envuelve como una arma destructiva y sanadora. Los animales también tienen un bello papel como acompañantes y ante todo, hay un gran espíritu nómada que nos permite visitar distintos escenarios. De esta manera, podemos pasar de estar en un circo muy peculiar a formar parte de un valle sagrado donde habita un dios-lobo magnífico.

Otra característica que me ha encantado es que Mayte no tiene pelos en la lengua, ni tembleque en las manos para escribir escenas con sangre, sexo o comportamientos políticamente incorrectos. En concreto, me ha llamado mucho la atención la importancia que tiene la sangre durante toda la historia. Visualmente, tiñe los ambientes grisáceos del libro en rojo púrpura y emocionalmente, penetra en el lector fortaleciendo el pacto que el libro ha establecido con él. Porque la sangre es la vida que corre por nuestras venas y las brujas lo saben muy bien. 

Por tanto, a pesar de los inconvenientes que tuve a la hora de comenzar la lectura, he quedado muy satisfecha y además, orgullosa, de encontrar un libro que haga honor a la literatura brujesca. Ritos, leyendas, y escenarios que provocan en el lector un verdadero pavor y a la vez, una gran admiración por estos personajes. También contiene un gran argumento, complicado de manejar pero bien llevado por la autora. Todo ello con un vertiginoso ritmo cinematográfico. Curioso, ¿verdad? Y al final sabrás por qué no deberíamos nunca revelar nuestro nombre.

¿Volvería a leer algo de Mayte Navales? Estaré encantadísima de volver a leer algo de Mayte. La Última Bruja es su primera novela, así pues, espero con expectación la segunda, sea cual sea. ¡Felicidades, Mayte!

Otras reseñas de Editorial Almuzara:

🔖 Bienvenido, Gamberro.


¿Qué os ha parecido La Última Bruja? ¿Os gustaría leer el libro? ¡Nos vemos en los comentarios!

jueves, 18 de mayo de 2017

Los gatos también leen.


Hablemos de el cartel de la Feria del Libro de Madrid 2017. Sin entrar en detalles visuales (porque de hecho, deberíamos preocuparnos más de qué personajes llevan a estos eventos antes de cómo es un cartel), en este post voy a comentaros sobre todo a qué autores voy a asaltar (*necesito meter la broma: cual gato en celo pintado con Paint) para que me firmen un libro. Pero antes de nada, llevo días preguntándome por qué hay firmas tan raras en el programa de este año. Entre ellas, una de Andy y Lucas. ¿Qué Andy y Lucas? ¿Los que cantan? ¿Es que ahora también escriben? Válgame Deus. Otra cosa que me molesta un poco, es que se dé mayor preferencia a personajes que tienen una carrera muy diferente a la de la literatura (como cantautores), pero que en cuanto escriben su primer libro, consiguen plaza en la Feria en detrimento a otros escritores con una larga carrera literaria. Por no hablar del fenómeno Youtuber, Blogger o Twittero famoso (influencers en general). Empecemos a cuidar un poco más de las letras, por favor, que si Juan Ramón Jiménez (por decir algo) levantara la cabeza se sentiría un extraño entre tanto up-to-date de calidad cuestionable. Y para terminar, a ver cuándo se le da un espacio a los autores autopublicados ;) 

Ahora sí, vamos al meollo de este post.



Ahora es cuando me tengo que callar la boca porque sí que hay grandes figuras en la Feria del Libro, y sin duda, Aramburu es una de ellas. Fernando ha conseguido con su novela Patria estar entre los libros más vendidos de 2016 y mantenerse en el top de 2017. Personalmente aún no tengo su obra en mi estantería, pero iré con gusto a comprar y llevarme firmada la que promete ser una magnífica lectura.




Un referente en la literatura espiritual ante el cual me voy a presentar con un libro en edición bolsillo. ¡Qué vergüenza me da cuando llevo para firmar este tipo de libros! Pero fue un regalo de mi querida Mónica (del blog Mia Irún) y me hace mucha ilusión. Así pues, voy a aplicar lo que se suele decir en el ámbito místico: menos es más. ¡Ah! Y el libro en cuestión es El Faquir. Seguido de En Busca del Faquir. 


Esperad porque la racha de libros de bolsillo no termina aquí. A Isabel Allende también le voy a llevar la única obra que tengo de ella: El Juego de Ripper editado en este formato low-cost. Debo reconocer que no me he atrevido a leer aún ninguna de sus novelas, ni si quiera esta. "Entonces, ¿por qué quieres que te lo firme?", te estarás preguntando. Porque Isabel es muy grande, e independientemente de que me llegue o no a gustar su forma de escribir, ¡quiero una firma suya!


Javier Cosnava es un autor que consiguió cautivar a mi padre con su obra: Zombis en Leningrado (reseñada aquí). Así pues, le llevaré el libro para que se lo dedique y de paso, charlar con él y conocerle un poco más. 


Por supuesto, voy a ir a presentar mis respetos al maravilloso Marcos Chicot, al cual llevo persiguiendo desde que empezó esta oleada de firmas literarias por distintas ciudades. No pude visitarle en Cáceres (a media hora de mi ciudad), después se me escapó en la localidad donde reside mi novio (a una hora de mí) y ahora voy a realizar un viaje de tres horas y pico para conseguir una firma en mi ejemplar de El Asesinato de Pitágoras (reseñado aquí). Cruzo los dedos para que esté firmando toda su bibliografía y no sólo El Asesinato de Sócrates. ¡Deseadme suerte para que se alineen los astros!



Y ahora es cuando lloro de la emoción. Sé que muchos tenéis un debate sobre este escritor (generalmente por ser también un personaje público), pero a mí me encanta y no puedo por menos que considerarle uno de mis narradores preferidos. Quiero que me firme No Me Dejes (reseñado aquí) y si lo consigo, el corazón me volverá a oler a petunias, ¡como toda su obra!


El fenómeno Iria y Selene también ha llegado hasta mi blog. Pero confieso dos cosas: 1) no he leído ninguno de sus libros y 2) sigo teniendo mis reparos. Cuando hay tanto hype con algún autor y además, éste empieza a sacar un libro tras otro aprovechando el tirón, me retraigo en mis intenciones de leerlos. Pero ya que vienen a la Feria del Libro y ya que mi amiga Patricia (del blog Las Lecturas de P) me regaló Alianzas, voy a pasar a conocerlas. Seguro que me llevo una grata impresión.


*Wonderful everyting* cuando en el programa de firmas encuentras a un escritor de tu juventud. Pedro Sorela ha llenado nuestro paso del colegio al instituto de historias para recordar. El primer libro que compré voluntariamente (lo cual implica ir a la librería y elegir algo que llevarte sin tener aún el hábito lector y con ciertas dudas sobre si este merece o no la pena) fue de él: Cuéntamelo de Nuevo. Recuerdo que fue una historia bastante realista, que me dejó una grata enseñanza. No adquirí con él el amor por la lectura, pero sí fue mi taca taca para acercarme un pasito más a ella. 


(Redoble de tambores) ¡El grande, el extraordinario y el inigualable Ray Loriga! (Y yo con estos pelos). Admito que a mí Tokio no me quiere porque aún no he leído ni comprado ninguna obra de este autor, pero obviamente, soy un habitante del Planeta Tierra y le conozco. Además, intuyo que me va a gustar su rollo. Por todo ello, allí estaré yo pidiendo una firma suya. Y bueno, acepto sugerencias sobre qué libro leer de este autor (¿qué me recomendáis?)


He descubierto a esta autora bicheando en el programa de la Feria del Libro. Su libro se titula El Pulso de la Desmesura, y lo poco que he leído de ella me ha cautivado. Creo que tiene mucho duende dentro y que vamos a llevarnos, literariamente hablando, muy bien. Así pues, será otra de mis inversiones.



Que Sofía Rhei venga a la Feria del Libro es la excusa perfecta para comprarme por fin Róndola. ¿Quién de por aquí lo ha leído? ¿Qué os parece? ¿Merece la pena? ¡Echadme una manita!


Otra autora que me gustaría empezar a leer es a Beatriz Osés. El año pasado en la Feria, tuve su libro entre mis manos, pero al final decliné comprarlo. Con mi vuelta a Madrid volveré a sostener, seguramente, su Erik Vogler y es bien sabido  que dos veces no se me escapa una misma presa. ¿Alguien lo ha leído?


Por último, un ilustrador que ha dejado retazos de sus dibujos en muchos de nuestros libros. En concreto, yo tengo a Emilio dentro del Manolito Gafotas de Elvira Lindo. Y me hace mucha ilusión que me lo firme. Personalmente, no sigo a tantos ilustradores como, por ejemplo, mi novio, pero he de decir que por su culpa también haré cola en muchas firmas de dibujantes y guionistas de cómics. ¡Va a ser una gran Feria!

Y vosotros, ¿vais a ir a la Feria del Libro de Madrid? ¿Coincidimos en alguna firma? ¿Nos veremos por allí? 

Si nos vemos por allí, contad con algún marcapáginas de la Reina. ¡Estaré encantada de desvirtualizaros! Y antes de despedirme, os dejo las actividades que tenemos en el mes de mayo y junio (de manera visual). Si queréis recibir más información sobre alguna de ellas, podéis escribidme a evafrairo@gmail.com



¡Gracias por vuestros comentarios!

miércoles, 10 de mayo de 2017

Reseña: ¿Qué secreto busca Julio Verne?

Queridos lectores, ¡vamos allá con otra reseña! He quedado prendida de Verne y la vida secreta de las mujeres plantas. Anaya se ha encargado de editarlo con mucho mimo y cariño, cuidando hasta el mínimo detalle. Y esta dedicación se puede apreciar ya en la portada, la cual, a su vez, nos revela una información muy importante: Ledicia Costas ha sido premiada con el Premio Lazarillo 2015 gracias a esta historia. ¿No tenéis ahora más ganas de descubrirla? 



¿Por qué decidí leer Verne y la vida secreta de las mujeres plantas? La portada me cautivó. Sí. Es cierto. Tanta vegetación junta me vuelve loca. Y la contraportada no me dejó lugar a dudas, pues en ella se muestran botecitos medicinales que nos recuerdan a aquellos boticarios antiguos. Como profesional de la naturopatía, amante de las plantas y de la magia (vosotros también veis el duendecillo de la imagen, ¿verdad?), tenía que tenerlo entre mis manos. Como dato, el hecho de que el título nombrase a Julio Verne no tuvo repercusión en mí, pues debo confesar que nunca he leído sus obras y aunque su figura me atrae, de momento no hemos quedado para tomar ningún café literario. 


¿Cómo es la lectura de Verne y la vida secreta de las mujeres plantas? Fascinante. Os lo digo así a bocajarro. En muchos blogs ha sido definida como la mejor lectura de 2016, y yo voy a catalogarla como uno de los mejores libros de este 2017

Esta obra tiene muchos elementos atractivos que juegan a su favor. En primer lugar, es una lectura sumamente recomendable para los seguidores de Julio Verne. Si tú eres uno de ellos, no dudes en hacerte con un ejemplar. Verás a un Julio Verne tratado con admiración dentro de la obra y podrás disfrutar de su elegante presencia durante todo el relato, además de los continuos guiños que hay hacia sus novelas. Por otro lado, todo está lleno de plantas. Parece llegar hasta a ti el olor a limón de la melisa, o el perfume adulzado de las violetas. Esto lo convierte en un bálsamo para el lector, pues todos nuestros sentidos se despierta a través de la lectura. Además, el argumento se desarrolla en Vigo y las Islas Cíes, y ya sabes lector lo bonita y mística que es esta tierra. Si a todo esto le añadimos magia y fantasía añeja, de esa que se cuece entre libros de hojas amarillentas y lomos polvorientos, de aquella que resucita duendes y despierta la conexión olvidada de los humanos con el mundo de lo oculto, tenemos una mezcla que bien podría albergar la clave de la inmortalidad. Ledicia Costas se ha propuesto utilizar todas sus hojas de naurilium (una planta secreta ficticia con gran poder curativo que se nombra en la novela que nos ocupa), para dar forma a  esta gran novela. Y el efecto es el deseado: te cura todos los males.

Las leyendas que la autora ha creado y que envuelven tanto a Julio Verne como a las mujeres plantas, son fascinantes. Todo el libro es un precioso cuento para jóvenes y adultos que está cargado de valores y sentimientos a flor de piel. Los capítulos son cortos y empiezan con singulares títulos que revelan gran parte de su contenido. Desde el punto de vista de los más jóvenes, estos títulos ayudan a anticipar de qué va a tratar el próximo pasaje y facilitan la comprensión. 

En el anterior párrafo hablo de los sentimientos a flor de piel, y es que Ledicia ha derramado esencia de amor por todos los rincones. Para mí es un libro que trata sobre el amor en todas sus vertientes, aunque está lejos de ser una novela romántica. Con este sentimiento tan puro no he podido evitar derramar alguna que otra lágrima, pues el libro también nos enseña cómo los seres queridos acaba partiendo tarde o temprano. El ciclo natural de las cosas se expresa de una manera tan bella y respetuosa, que ojalá fuera así en la realidad. A mí me ha cambiado la forma de ver este eterno retorno al que estamos sometidos todos los seres, y cuando tenga que explicárselo a alguien, rescataré el secreto de las mujeres plantas para hacerlo.

Sinceramente, es un libro que te va a dejar huella seas quien seas. Avivará la llama de tu imaginación, y te dará razones para seguir creyendo en las leyendas, para amar a la naturaleza y leer libros sin parar. Porque Verne y la vida secreta de las mujeres plantas también enaltece esta valiosa cualidad: saber leer. Así pues, pon en marcha este valioso mecanismo. ¡Lee este libro! ¡Léeselo a los pequeños y mayores que te rodeen! ¡Descubre el secreto de las mujeres plantas y acompaña a Verne en su nueva aventura!


¿Volvería a leer algo de Ledicia Costas? Desde luego, esta autora se ha ganado mi admiración. Entiendo perfectamente que haya sido premiada con el Lazarillo 2015 porque la obra lo merece. Pero no es el único premio que ha recibido, pues ya consiguió el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2015 con la obra Escarlatiña, a cociñeira defunta. Este es mi próximo objetivo, en castellano titulado: Escarlatina, la cocinera cadáver

¿Qué os ha parecido este libro? Bonito, ¿verdad? ¿Quién es seguidor de Julio Verne? ¿Y amante de las plantas? ¿Alguien se lo lleva anotado? ¿Alguien lo ha leído? ¡Atropello de preguntas! Leo vuestras respuestas en comentarios ;)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...