martes, 21 de noviembre de 2017

Reseña: Quédate siempre.

Queridos seguidores, hoy reseño mi primero libro con Romantic Ediciones (aquí), una editorial que siempre me ha gustado por el buen gusto que tienen a la hora de elegir sus obras y de hacer sus ediciones. El libro realmente no me ha agradado, pero eso no cambia mi opinión sobre su línea editorial. A continuación justifico mis impresiones 



¿Por qué decidí leer Quédate siempre? Cuando leí la sinopsis, me gustó la premisa de que había un reencuentro entre dos niños que se amaron en la infancia, y aún lo hacen en la adultez. Además, dentro del género romántico, la autora ha intentado poner un toque de misterio a la trama, y creo que lo ha conseguido.


¿Cómo es la lectura de Quédate siempre? Quédate siempre es un libro de emociones extremas. Empieza con un flirteo y la progresiva reconciliación de un amor de la infancia que me ha gustado, pero después, abusa del componente romántico (y en muchas ocasiones pasteloso). Hasta que los protagonistas vuelven a estar juntos, la dinámica de tira y afloja es muy atractiva, sobre todo porque el personaje masculino, Elías, ya tiene novia cuando se reencuentra con Noa. Esto les pone en una tesitura que mantiene expectante al lector, sin embargo, en cuanto ambos se unen, el libro comienza a llenarse de una excesiva hipérbole romántica (valga la redundancia). Aunque claro, declarar esto sobre una novela romántica es como decir que en el género policiaco hay demasiados policías. Soy consciente.

Lo que sería la segunda parte del libro, sin embargo, está repleto de componente dramático. Y es por esto que la califico como una novela de emociones límite. El libro se me ha hecho cuesta arriba por lo redundante de estos dos extremos. Además, tanto uno como otro (el sentimentalismo en general), requieren de una serie de recursos inherentes al género que ralentizan la lectura (y en ocasiones la hacen aburrida): pocos diálogos, páginas muy descriptivas sobre las emociones y el mundo interior de los personajes, muchos adjetivos... 

Sin embargo, el libro tiene un argumento y un trasfondo bastante interesante que se narra intercalando el pasado y el presente con mucha destreza. Y la autora también guarda un as en la manga para el final. Esto me ha agradado. La novela romántica no suele apostar por los giros argumentales, y menos al término de la misma. Estamos acostumbrados a que las novelas románticas terminan de una forma que ya se ha ido intuyendo a lo largo de la obra, pero aquí la autora juega a despistarnos. Y aplaudo a Marta por esta vuelta de tuerca.

Creo que en general es una novela para aquellos que les guste tener los sentimientos a flor de piel durante la lectura. Hay que tener en cuenta que el libro es muy intenso. Yo no suelo disfrutar de esto, pero si aguantáis (o disfrutáis) estos altibajos, os sorprenderá lo bien construida que está la trama, lo bien que escribe Marta Santés y los secretos que esconde su novela. 


¿Volvería a leer algo de Marta Santés? Pues sí, me gustaría leer algo más de Marta Santés, y sobre todo, me gustaría ver cómo se desenvuelve en otro género. Ese toque de misterio que ha incluido me hace pensar que podría destacar también en otro tipo de argumentos. Desde luego, tiene una forma de narrar exquisita.

¿Qué libros habéis leído de esta editorial?
¿Qué os parece esta historia?

jueves, 16 de noviembre de 2017

Reseña: Escrito en el Agua.

Hola reinotes y reinotas, ¿cómo estáis? Hoy me toca hablar sobre un pez gordo, ya que tengo a las puertas del reino a la mismísima Paula Hawkins con su nuevo best seller debajo del brazo. Cuando Paula escribió La chica del tren, estaba bajo una desagradable presión financiera que supo resolver muy bien con esta magnífica obra. Ahora la autora ya no sufre esta presión, pero tiene otra mucho mayor: las expectativas de sus lectores. Según he leído en diversas entrevistas, la escritora reconoce que jamás volverá a hacer un libro como La chica del tren. Es un fenómeno de esos que sólo se dan una vez en la vida, pero, sin embargo, tiene muchos otros temas que quiere indagar a través de su género de cabecera: el domestic noir. Yo tampoco creo que vuelva a hacer algo parecido a La chica del tren, al menos, no se ha acercado a él con Escrito en el agua.



¿Por qué decidí leer Escrito en el agua? La chica del tren fue uno de los mejores libros que leí en 2016 (tanto en inglés como en castellano), y quería repetir de nuevo con esta autora.


¿Cómo es la lectura de Escrito en el agua? El planteamiento argumental de Paula es siempre muy atractivo. No hay duda de que tiene un gran potencial como escritora y que se ha ganado con creces el título de la reina del thriller. En esta ocasión, otorga a a la historia de un halo sobrenatural donde caben brujas y leyendas sobre el agua en una pequeña y hermética población de Inglaterra. Sin embargo, aunque el argumento es quizás mucho más profundo, no ha arriesgado nada con respecto a La chica del Tren. Mantiene la misma estructura narrativa: capítulos cortos donde un personaje en primera o tercera persona relata su punto de vista. Personajes que tienen una personalidad muy similar a los que encontramos en su anterior best seller (de hecho, Jules bien podría ser un calco de Rachel). Y manejo de la información y de los tiempos muy parecido a lo que está acostumbrada a escribir. Por esta razón, en ocasiones se me hizo repetitivo y anodino, aunque también contribuye que esta vez la novela es más coral que la anterior, y son más los personajes que necesitan contar su experiencia. Sumado a una intención por parte de la escritora de sumergirnos en una trama con mayor carga reflexiva, ha frenado un poco el ritmo habitual del thriller.

A pesar de tener un mayor número de personajes, las piezas se han ido encajando bien. El foco sigue estando sobre el género femenino, con mucha fuerza en esta novela. Esta obra bien podría estar conformada por una serie de capas de cebolla que a medida que vamos retirando, no sólo nos acercamos más al asesino sino también al trasfondo social de la historia: mujeres conflictivas a las cuales se debe acallar, suicidios por insatisfacción, machismo y costumbrismo en un siglo que parece no avanzar en según qué creencias y comportamientos humanos. 

Durante el desarrollo de la historia, he visto alguna que otra escena poco verosímil, sobre todo en lo que concierne a la adolescente huérfana de madre. Paula tiende a llevar al extremo a sus personajes, cierto es. De hecho, ninguno de los personajes de la escritora suele estar exentos de pecado. Encarna en ellos una necesidad de hacer daño a otros o a ellos mismos. Pero esta vez he visto hilos sueltos, tanto en la investigación policial como en escenas poco creíbles, que no se presenciaban en La chica del tren.

Mi arsenal de Paula Hawkins
También intuyo que ha querido jugar con las fallos de memoria en Escrito en el agua, pero lo que parecía que iba a tener un peso importante en la trama, acaba estando circunscrito a un par de experiencias traumáticas de los personajes, sin mayor pretensión. "No te fíes de nadie. Ni si quiera de tus recuerdos" parecía la máxima de este libro. Pero creo que el mensaje es otro muy diferente, quizás relacionado con la represión del colectivo femenino, y en cualquier caso, no con la confusión de recuerdos en la memoria, ya que no le ha otorgado un peso suficiente.

¿Se ha metido quizás en demasiadas capas de cebolla usando la misma estructura que En la chica del tren? Yo creo que sí. Si quieres hacer una novela con mayor profundidad, adapta el planteamiento para ello. Si quieres ser fiel a la estructura habitual de tus thrillers, la trama debería haber sido simplificada. Sobre todo porque al final lo que ocurre es que está carente del famoso plot-twist o del twist ending. No hay demasiados giros argumentales y el final se ve venir

El ambiente que ha elegido para esta nueva novela, la premisa, la magia del lugar y el recurso del río como elemento central de todo el recorrido, es verdaderamente atractivo, tal y como comienzo diciendo. Pero no puedo evitar tener el sentimiento de que esta es una novela que se ha escrito forzada. En distintas entrevistas Paula ha declarado que a pesar de la presión, ha escrito la historia que quería. Y creo que ese objetivo está más que conseguido. Ella quería hablar de mujeres y de las cosas que le ocurrían a estas mujeres. También de la forma en que estas se llegan a relacionar en un hermético pueblo donde los hombres parecen tener pocos escrúpulos a la hora de hacerlas callar. Se nota que Paula tiene muy claro por dónde quiere ir, pero quizás la necesidad de publicar una nueva novela exitosa, ha ensuciado un poco el camino, porque aun siendo interesante, no llega a enganchar tanto como me gustaría.

Por tanto, creo que en general esta novela es un claro ejemplo de la gran escritora que surgió con La chica del tren. Es un reflejo de ella y es también, una perpetuación de la misma, ya que en ocasiones vemos mucho de Rachel y de otros elementos que ya se consolidaron entre los raíles de su anterior best seller. Pocos cambios con respecto a esto, pero una nueva intención de la escritora por crear algo más profundo y complejo, con más personajes y una nueva dirección. Quizás no ha llegado a sorprender del todo, pero tampoco creo que Escrito del Agua haya caído en picado. Not bad.


¿Volvería a leer algo de Paula Hawkins? Debo reconocer que me da miedo seguir leyendo novelas que parezcan copias de las anteriores. Me gustaría ver a la autora desenvolverse en otro estilo narrativo, otros ambientes, y otros personajes. Las novelas de Paula son muy marcadas. Sabemos que todo será decadente, que habrá muchos sospechosos, que los testimonios de cada personaje confundirán al lector y que sólo en el final se encuentra la respuesta. Además, sabemos cómo irá condurando la información y los sobresaltos. Si se encasilla en cosas parecidas, personalmente me aburriré de lo que leo. Pero una escritora como ella, que además, proviene de novelas románticas, sabrá encontrar las claves para seguir cosechando novelas de éxito. Y en cualquier caso, si todos los libros siguiesen siendo thrillers parecidos entre sí, a nadie le amarga un dulce.

Otras reseñas de Grupo Planeta:

🔖 Orfancia
🔖 Heaven. El hilo rojo del destino (Click Ediciones)
🔖 No me dejes (Espasa)

¿Habéis leído este libro? ¿Qué opinas sobre Paula Hawkins? ¿Y sobre la reseña? 


jueves, 9 de noviembre de 2017

Reseña: El Laberinto del Hindú.

Queridos seguidores, ¡namasté! ¡नमस्ते! Hace mucho que no os traigo una reseña. En realidad, hace varios días que no publico nada en el blog. El ritmo de vida que llevamos a veces nos hace imposible ser constantes con nuestros proyectos, ¿verdad? Pero no hay que martirizarse. Lo importante es volver, ponerse manos a la obra y dar continuidad. 

En mi regreso quiero hablaros de un autopublicado que era totalmente desconocido para mí. José Vicente Alfaro ha llegado hasta mis dominios y me ha permitido conocer una obra de muchísima calidad literaria con un contenido y un contexto fascinante. ¿Os apetece que hablemos sobre ello?



¿Por qué decidí leer El laberinto del hindú? Este libro fue propuesto como novela del mes dentro de mi club de lectura. Lo incluimos en la votación mensual y salió finalmente elegido. Personalmente, me uní a esta lectura porque la cultura india con todo su colorido, siempre me ha atraído. También, desde que practico danza oriental, me estoy relacionando mucho con el pensamiento hindú. Y además, mi querida Anuca del blog Tejiendo Ideas, Cosiendo Palabras, había emitido buenas críticas acerca de novelas anteriores de este autor.



¿Cómo es la lectura de El laberinto del hindú? La primera puerta que cruzamos en esta maravillosa novela será la de una civilización desconocida y poco desarrollada dentro de la literatura: el Imperio Gupta, época de oro de la India. De entrada, un libro que nos coloca en un momento histórico poco frecuentado por el resto de escritores, nos abre el apetito casi de inmediato. Valiente viaje emprendido por nuestro autor, ¿verdad? José Vicente Alfaro se ha documentado especialmente para presentarnos un contexto didáctico a la par que entretenido. Dudo que alguien se aburra leyendo las páginas que dedica a relatarnos algunos conceptos del pensamiento hindú, a menos que uno sea realmente sensible a la carga informativa dentro de un libro. De hecho, podría ocurrir que alguien muy conocedor de la cultura hindú, tachase de simplón el libro en cuanto a carácter explicativo. 

Namasté
La India es una cultura que hay que descubrir a través de los sentidos, desde mi punto de vista. Y yo quería encontrar precisamente esto en el libro que nos ocupa. Lejos de defraudarme, José ha sabido captar los olores, sabores, sonidos, texturas e imágenes que conforman el entramado indio. Además, cual tela de araña, nos ha hecho un recorrido por los distintos estratos sociales, no de forma expositiva, sino permitiendo que vistamos la piel de distintos personajes diseminados por ellos. Cuánta frustración, impotencia y desesperanza he sentido en algunos momentos. Pero también, cuánta abundancia, respeto y poder he experimentado en otras ocasiones.

Y es que, tras este contexto histórico, cultural y social, encontramos una trama llena de matices. Para mí, lo más meritorio de esta obra es precisamente el laberinto en el cual nos adentra el autor y del que no nos deja salir hasta que comprendemos la mente de nuestros protagonistas, el gran giro argumental final y el propio título de la obra. ¡Ojos como platos! Aplaudí muchísimo el libro cuando llegué al final. José maneja en todo momento una serie de misterios e historias paralelas que no sabes en qué instante van a explotar delante de nuestra cara. Como os dije en el párrafo anterior, un personaje de cada estrato social nos presentará sus vicisitudes y como buena novela coral (no en cuanto a estructura narrativa, sino argumentalmente), todos tendrán un papel predominante en el desenlace. Dos niños llegarán a la capital del Imperio Gupta, sin nada en los bolsillos, pero con una idea fija en la mente. El Emperador nos abrirá las puertas a su nuevo periodo de paz interior, pero albergando aún muchos fantasmas del pasado. Los chandalas nos enseñarán el oficio de incinerar cuerpos, y alguna que otra heroicidad más. Y los maestros nos hablarán de una forma de entender el mundo definitiva para nuestra trama.

Foto realizada por La Reina Lectora
A pesar de todo, es extraño describir de manera global esta novela porque el viaje ha sido suave, sin sobresaltos. La carretera no tenía marcadas curvas ni una velocidad exagerada. Se podría decir que la lectura ha sido un poco plana, más allá de los sentimientos que se despiertan a causa de leer ciertas atrocidades, injusticias o derivados de la incapacidad de comprender la rigidez de algunas creencias. Me he sentido cómoda, y no sé hasta qué punto me gusta sentirme cómoda leyendo un libro. Un libro tiene que zarandearte. 

Pero, el párrafo anterior puede ser invalidado por el hecho de que José Vicente Alfaro ha encontrado otras maneras de zarandearnos. Hay un fascinante final, un fascinante sentido general del libro y un delicioso recorrido literario por una radiante cultura que acoge, a su vez, a carismáticos y bien perfilados personajes. Una obra maestra por la cual te deslizas casi sin esfuerzo. Curiosa y genial alquimia. 

'Om'
En conclusión, este libro sólo tiene cosas buenas. El lector se verá, sin darse cuenta, inmerso en el laberinto de sus páginas, intrigas, y contexto, hasta verlo finalizado. Sin sobresaltos, pero con la sensación de que tenemos en todo momento una bomba de relojería en nuestras manos. Didáctico y entretenido. ¡Chapeau


¿Volverías a leer algo de José Vicente Alfaro? Por supuesto que sí. Al parecer, es característico de este autor crear tramas dentro de civilizaciones o culturas poco conocidas, de manera que nos traslada lejos de nuestra zona de confort. Os invito a visitar su web (aquí) para leer la sinopsis del resto de sus novelas. Personalmente, como quiero leerlas todas, continuaría con la lectura de cualquiera de ellas.

Foto extraída de la web del autor con el resto de sus novelas

Y antes de despedirme, me gustaría dar las gracias a todas las personas que han leído este libro procedentes de mi club de lectura. ¡Me encanta compartir la literatura con vosotros! Por supuesto, gracias también al autor por su predisposición en todo momento. Te deseo mucho éxito, José. #LCLaberintoHindú.

Algunas imágenes de la lectura conjunta
Tengo muchas reseñas que mostraros, así pues, nos vemos en breves. ¡Gracias por continuar aquí incluso en mis periodos de desaparecida! ¡Os echaba de menos!

¿Qué os ha parecido esta reseña? ¿Habéis leído algún libro del autor? ¿Os gusta la cultura hindú?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...